¿Qué es?

Endoscopia Digestiva Alta

¿De que se trata?
Se trata de una exploración del esófago, elestómago y el duodeno através de la boca, mediante un endoscopio. Este es un instrumento flexible en forma de tubo, terminado en una lente y una cámara. Las imágenes se transfieren a un monitor para ser analizadas o almacenadas. Permite detectar enfermedades de esos órganos, tomar muestras y aplicar tratamientos.
La endoscopia digestiva alta está indicada siempre que su médico crea necesario conocer la existencia de alguna enfermedad en su esófago, estómago o duodeno. Por ejemplo, ante síntomas como dificultad al tragar, ardores o dolor de estómago, entre otros. Además de ver las lesiones, permite tomar biopsias de ellas para analizarlas.
¿QUÉ PREPARACIÓN HAY QUE SEGUIR?

Si va a hacerse una endoscopia digestiva alta no debe comer ni beber nada en las 8 horas previas al examen. Su medicación habitual es mejor no tomarla en las 8 horas previas a la prueba, salvo que su médico indique lo contrario. El médico que haya solicitado la exploración debe recomendarle la pauta de tratamiento a seguir si usted toma Sintrom® u otro anticoagulante, o si es diabético.

¿ME VAN A ADMINISTRAR ALGÚN FÁRMACO?

Por norma general no se le administrará ninguna medicación previa a la exploración, quizás tan sólo un anestésico local en la garganta para disminuir las náuseas. Con esto, la prueba se tolerará bien en la mayoría de los casos. Otras veces, el médico que le va a realizar la exploración decidirá administrarle alguna medicación intravenosa para que esté relajado (sedación).